El vídeo revive la estrella de la radio

copehistoriaradio

Fue una emisión histórica para una fecha no menos emblemática: la entrevista con la que Carlos Herrera conmemoró el Día Mundial de la Radio el 13 de febrero de 2017 reunió en el estudio principal de la Cadena COPE a los cuatro locutores que mejor representan en España el pasado y el presente de un medio que avanza con pasos cada vez más firmes hacia su definitiva transformación digital. El anfitrión y “locutor de ustedes” conversó durante más de una hora con los legendarios Luis del Olmo, Iñaki Gabilondo y José Mª García, y esa cordial, emotiva y por momentos hilarante sucesión de testimonios, comentarios y réplicas rememorando su excepcional y dilatada experiencia constituye ya un documento imprescindible sobre la palpable evolución de nuestra radio.

Un documento de naturaleza sonora que, sin embargo, consiguió un enorme impacto visual gracias a la cuidada realización y planificada distribución del encuentro a través de Internet y las redes sociales: la retransmisión en directo desde Facebook Live obtuvo 433.619 visualizaciones y alcanzó a 1.686.362 usuarios. El éxito de esta estrategia ilustra la convencida adaptación del medio ante la disrupción digital y confirma las tendencias apuntadas hace meses en este blog sobre la inercia no lineal, visual, guiada, humanizada y viral de la radio española. La Cadena COPE ejemplifica de forma modélica el esfuerzo por hacer presente el audio en la pantalla, y por ello en Innovación Audiovisual hemos entrevistado a Javier Visiers, Director de Programación y responsable de Comunicación del Grupo COPE —al que pertenecen, además de su cadena generalista, Cadena 100, Rock FM y MegaStar FM— para conocer mejor las dimensiones de esta encomiable apuesta.
Sigue leyendo

El Gran ‘Fogonazo’

ElGranApagon

El 11 de abril de 2018 una tormenta solar de extraordinaria fuerza inutiliza todos los satélites y gran parte de los sistemas eléctricos, dejando el planeta en completa oscuridad. Sin Internet ni telefonía. Sin televisión ni luz eléctrica. A los pocos días, la comida y el agua potable empiezan a escasear, lo que da lugar a disturbios en las grandes ciudades. Las fuerzas de seguridad siguen operando, aunque lo hacen con recursos muy escasos. En la radio, que funciona de manera intermitente, se repite un mensaje gubernamental que llama a la calma. Pero pasan los días y las calles se vuelven cada vez más peligrosas.

Así arranca El Gran Apagón, la serie sonora a medio camino entre el suspense y la ciencia ficción convertida ya en el primer gran éxito de Podium Podcast (plataforma de PRISA Radio lanzada el pasado mes de junio con la expectativa de convertirse en la red global de audio en español). Bajo la dirección de Ana Alonso de Blas, y con guión de José Antonio Pérez Ledo, la primera temporada está compuesta por ocho episodios de duración breve –entre 10 y 22 minutos– a los que han puesto voz, entre otros actores, Miguel Rellán, Nancho Novo, Juanra Bonet, Irene Escolar, Nacho Fresneda o Tina Sainz. Como si de nuestro Serial vernáculo se tratase, El Gran Apagón ha descubierto al gran público el formato de la radio a la carta y ha despertado el interés por las historias sonoras en una generación que empieza a degustar el atractivo del audio digital en el menú de sus pantallas móviles. En Innovación Audiovisual hemos entrevistado a Mª Jesús Espinosa, directora de Proyecto de Podium Podcast, para conocer más detalles sobre el que ya se ha denominado must (imprescindible) de este verano. Sigue leyendo

La radio que inspiran Los 40

1463165110_224858_1463241823_noticia_normal

Ni en la más optimista de sus previsiones imaginó Rafael Revert que aquel programa que le encargaron en el verano de 1966 para hacer hueco a las primigenias canciones pop “de ye-yes” en la FM de Radio Madrid sería el germen de la emisora musical más reconocible de España. Apasionado coleccionista del Billboard, al joven Revert se le ocurrió confeccionar una lista de sus cuarenta discos preferidos replicando el Top Forty norteamericano: eran las cuatro de la tarde del sábado, 18 de julio, y en lo más alto de aquella selección situó el Monday, monday de los californianos Mama’s and the Papa’s.

El nacimiento de Los 40 Principales coincidió con la creciente pujanza de una industria discográfica nacional que necesitaba promocionar a nuevos artistas y grupos (Miguel Ríos, Raphael, Los Brincos, José Luis Perales…), y para quienes la radio resultaba la más eficiente ventana promocional. Las dos horas iniciales del programa se convertirían pronto en cuatro, luego en seis y más tarde en ocho, y la emisión se extendió en seguida a Barcelona, Sevilla y otras diez frecuencias de la Cadena SER. La fórmula cristalizó en 1979, cuando pasó a emitirse 24 horas, y se consolidó en 1987 al constituirse como Cadena 40 con transmisión vía satélite.

A punto de cumplir 50 años, Los 40 Principales han redefinido estos días su marca —ahora son, sencillamente, LOS40— y su claim —Music Inspires Life— con el fin de reflejar una renovada visión estratégica del ocio global: «Nuestra transformación no sólo se enfoca en mejorar la experiencia en los diversos canales de consumo y en diferentes dispositivos, sino en conquistar nuevos contenidos y formatos editoriales innovadores en audio, web y vídeo», sintetiza la directora de Cadenas Musicales de PRISA Radio Eva Cebrián. Cinco décadas de 40 Principales convergen hoy en un producto que trasciende su original concepción y aspira a ramificarse por todas las manifestaciones del entretenimiento digital inspirándose en sus principales virtudes: las canciones y sus presentadores. Sigue leyendo

5 tendencias de radio digital en 2016

Radio2016-2

Ha tardado más que otros medios, pero la radio española inicia 2016 con una identidad digital cada vez más reconocible gracias al asentamiento de las emisiones online (abanderadas, es cierto, por iniciativas ajenas a la industria tradicional), a la consolidación de las plataformas de música bajo demanda (que siguen ampliando la experiencia del usuario con innovadores aditivos) y a la normalización del smartphone como dispositivo dominante en el acceso a contenidos de ocio y entretenimiento, entre los que el audio —ayer mismo se enfatizaba en este blog— representa ya una parte sustancial del menú.

Esa integración en el entorno digital está exigiendo al medio sonoro introducir estrategias discursivas complementarias a las específicas de su lenguaje (palabras, músicas, efectos y silencios): en Internet la radio ya no es invisible, ni fugaz ni irreversible, ¡todo lo contrario!, y la legendaria resiliencia hertziana parece ahora supeditada a su capacidad e imaginación para incorporarse al nuevo ecosistema sin perder (ni descuidar) su clásica esencia. Algunas de esas inercias ya instituidas y llamadas a ampliarse en los próximos meses se describen brevemente en el post de hoy.

Sigue leyendo

La era dorada del audio digital

Imagen1

Aunque no de forma recurrente, los comentarios y reflexiones sobre el ecosistema sonoro contemporáneo —de forma específica sobre la radio en el entorno digital—han salpicado puntualmente este blog para dar cumplida cuenta de las innovaciones observadas en este ámbito, bien para consignar sus adaptaciones visuales, para reclamar estrategias transmedia, para significar la evolución narrativa de sus historias, para reivindicar fórmulas publicitarias más imaginativas o, sencillamente, para ensalzar su renacer: lo apuntaba Ana Ormaechea en vísperas de la primavera de 2015 y, llegado el otoño, se suceden las noticias que confirman que sí, que el audio digital ya no es promesa, sino toda una realidad.

Google acaba de anunciar que abrirá un espacio específico para podcasts en su plataforma Google Play Music: una vez efectivo, los podcasters podrán agregar sus fedds RSS para que sus creaciones sonoras sean incluidas en los listados de Google Play y llegar así a millones de usuarios de teléfonos y tabletas Android; a modo de orientación, en el 2º trimestre de 2015 por cada iPhone de Apple se han vendido seis terminales con el sistema operativo de Google. ¡Seis! Además, la poderosa plataforma de streaming musical Pandora Radio (que en Estados Unidos suma cerca de 80 millones de usuarios únicos) ha confirmado que desde abril de 2016 distribuirá en exclusiva la segunda temporada de Serial, el podcast producido por This American Life cuyo éxito encumbró la producción independiente de contenidos periodísticos sonoros. Y por si fuera poco, Deezer —principal competidor europeo de Spotify— presume estos días de que extenderá su servicio «talk» a cinco nuevos países (entre ellos España) con 40.000 programas de radio y podcasts. ¿Es o no es una época dorada para el audio digital?
Sigue leyendo

¿Cómo llamar a la radio que se ve?

TonyAguilar

En algunos de sus siempre hilarantes monólogos el humorista Gila demostró ser un verdadero adelantado a su tiempo: aquellas actuaciones en la televisión pública de los setenta y ochenta constituyeron insuperables ejemplos de la stand-up comedy mucho antes de que, a finales de los noventa, el género se identificase como tal en España. A sus seguidores no les cuesta imaginar cómo (teléfono en mano) podría actualizar hoy las ácidas y recurrentes parodias sobre operadoras despistadas y clavijas mal conectadas con cualquier llamada a un servicio automatizado de atención al cliente —situación que, por cierto, tiende a representar cada vez más un subgénero… ¿tragicómico?—. Pero sus historias atisbaron innovaciones todavía más preclaras:

«Mi abuelo se pasaba el día en el balcón con un bote de pintura y una brocha dando manotazos al aire. Los vecinos se reían de él porque decía que quería inventar ‘la radio a colores’… “Sí, sí, vosotros reíros, ¡pero ya veréis el día que pille la onda!”, decía mi abuelo…».

La escena parece absurda, pero en realidad la radio siempre ha transmitido en colores, los que cada oyente asocia en su mente a los sonidos y voces difundidos por un receptor cuya evolución tecnológica a lo largo de casi un siglo cabe resumirse en apenas tres logros: la independización de la corriente eléctrica, la mejora en la calidad de la señal y la progresiva miniaturización de los transistores. Así ocurrió hasta que Internet introdujo la radio en las pantallas: fue a partir entonces cuando el entorno digital comenzó a normalizar la imagen y, seguramente también, a arrinconar el encanto de la imaginación.

Sigue leyendo

¿Reinventa Apple la radio musical?

Beats1_2

16 de junio de 2020: Gabriel cumple hoy 15 años. Se ha levantado sonriente al escuchar cómo el DJ Zane Lowe mencionaba su nombre en Beats 1, la radio musical online que Apple puso en marcha hace ahora un lustro. Lowe se consagró a principios de este siglo identificando y difundiendo las nuevas tendencias del pop en BBC Radio 1, la emisora para jóvenes de la corporación pública británica, y fue fichado por la compañía con sede en Cupertino junto a Julie Adenuga y Ebro Darden para poner en marcha una emisora musical global que inicialmente operaba desde Los Ángeles, Londres y Nueva York.

Lowe felicita en antena a Gabriel: sabe de su cumpleaños gracias a la cuenta del adolescente en iTunes y le dedica Liar, tema electrofunk del grupo Harry Up que el chico solicita con cierta frecuencia en sus búsquedas por Apple Music después de que el ‘youtuber’ especializado en gameplays Vegetta777 lo confesase favorito en uno de sus vídeos sobre Minecraft. Desde Estados Unidos el locutor encadenará otras dos canciones de similar estilo interpretadas por el ya afamado dúo canadiense Chromeo y el aún emergente solista francés Cosmo Vitelli. Lowe hace notar su pasión por cada tema que pincha y se esfuerza por crear un vínculo emocional con su selección. En apenas cinco años Apple ha consolidado un modelo planetario de radio musical que programa éxitos, descubre canciones y personaliza su contenido.

¿De verdad?

Sigue leyendo

El futuro era un rap

Canal+

Genera tal vértigo la velocidad a la que evoluciona el entorno audiovisual desde la estandarización de Internet y abruma con tanta contundencia la sucesión de estudios y análisis que diagnostican su cada vez más fugaz presente que, de vez en cuando, resulta necesaria una mirada más sencilla, casi reduccionista, para recobrar la perspectiva y situar con cierta serenidad el horizonte del medio televisivo en España, incluso a riesgo de que semejante simplificación le confiera a este post una caducidad mayor de lo habitual.

La industria nacional parece inmersa en la dicotomía casi esquizofrénica que revelan aún sus rutinas analógicas de producción y comercialización –broadcasting y narrowcasting– pese a las contumaces inercias digitales de recepción y consumowebcasting y socialcasting– que se constatan en un público no sólo juvenil y adolescente: según el informe de Telefónica La Sociedad de la Información en España 2014el mayor exponente del crecimiento de la digitalización lo representan los mayores de 45 años, el target que más subió en el acceso a la red por motivos de ocio el último año. Se han multiplicado el consumo de vídeo, el acceso desde smartphones y tablets, la combinación de TV y redes sociales, pero… ¿y el menú de preferencias? ¿Cuál es su evolución ‘real’ a punto de cumplirse una década (23 de abril de 2005) del primer vídeo en YouTube? Sigue leyendo

Ocho apellidos universitarios… de ocio y entretenimiento audiovisual

8apellidosOEA

Pocas celebraciones concitan a lo largo del año un consenso tan sentido y sincero como la Navidad (“nacimiento” en latín), capaz de asociar en torno a su inequívoco significado religioso un sentimiento colectivo de ilusión, esperanza y tolerancia al margen de conmemoraciones o creencias. Del mismo modo, pocas responsabilidades resultan tan gratificantes para un profesor universitario como canalizar la creatividad y el talento de sus alumnos hacia la concepción y desarrollo de proyectos profesionales sobre los que evidenciar su aprendizaje, sean cuales sean los resultados (y calificaciones) conseguidos.

Semejante tarea ya fue objeto de presentación en el post Ocio y entretenimiento audiovisual (recomendable su lectura para contextualizar las siguientes líneas), título de la materia que se disponían a acometer los estudiantes de 4º de Comunicación Audiovisual en la Universidad Pontificia de Salamanca. El punto de partida se concretaba en idénticas premisas a las que debe afrontar cualquier emprendedor: una exposición breve –pero clara– de las características del proyecto que se desarrollaría en la asignatura, tanto en su dimensión conceptual (qué es) como aplicada (cómo se concretará y será consumido por el usuario).

Hacía falta describir la finalidad del proyecto, sus elementos diferenciales, el perfil del destinatario y la relevancia que supondría en el entorno hacia el que estaba destinado. La memoria inicial contemplaba, además, un cronograma de tareas, recursos y plazos, un estudio de mercado con las referencias y competencias del proyecto, y una estimación argumentada sobre la viabilidad técnica y comercial. Y exigía, por último, una “ventana” virtual para su seguimiento público: web, blog, canal de audio/vídeo o perfil en redes sociales.

Dicen que no hay Navidad sin “nacimiento” ni emprendimiento sin logros, así que en un día tan especial como el de hoy, éstos son y aquí están los ocho “apellidos” que los universitarios le han puesto este curso al ocio y entretenimiento audiovisual.

Sigue leyendo

Ocio y entretenimiento audiovisual

ColorfulJump

No es la primera vez —seguro que tampoco la última— que quienes aportamos nuestras reflexiones al blog desde el entorno universitario recurrimos a experiencias académicas para ilustrar el post de turno, ya sea en forma de plausibles deseos, estimulantes proyectos o prometedoras realidades. Junto al preciado valor añadido que para Innovación Audiovisual representan los análisis proyectados por cualificados profesionales desde sus respectivos ámbitos sectoriales, las colaboraciones ‘a pie de aula’ intentan brindar perspectivas más amplias, acordes con ese rol de tutor-sherpa-orientador que mi compañero Fernando Galindo sintetizó agudamente al describir la actual función del docente en Comunicación.

Semejante empeño, recomendable en la blogosfera, se convierte en imprescindible ante los alumnos, sobre todo al introducir el cada vez más vasto, complejo y heterogéneo ecosistema del ocio y entretenimiento audiovisual. Ése es el atractivo, sugerente y quizá incluso hasta pretencioso título de la asignatura que hoy iniciamos en 4º curso del Grado en Comunicación Audiovisual de la Universidad Pontificia de Salamanca. Y ante la feliz coincidencia que suponía publicar en la fecha de tal debut, no he querido sustraerme a la tentación de convertir este espacio en una pizarra virtual donde dibujar las bases de un escenario que trasciende cualquier acotación conceptual, y para cuya comprensión, antes que ningún otro manual, resulta providencial la lectura diaria de esta bitácora.

Sigue leyendo