Si los festivales suenan, agua llevan

Estamos entrando en un año nuevo. Tantas cosas en las que pensar y sobre las que preguntarse, tantas apocalipsis, que si Trump, el Brexit, Le Pen … en fin entiendo a las personas que, como a mi, se les ha presentado en sueños Enrique Dans hablando de la importancia vital para mi vida de la conducción autónoma, y la renta básica universal, mientras Paco Asensi me susurra por lo bajini “venga, ese drone está muy bien por 300 pavos”. Así es que seré breve y telegráfico, los datos hablan mejor que yo.

1) Ya lo llaman “industria”. Se cuentan por cientos los festivales de música que se organizan todos los años en España.

2) De los 17,4 millones de internautas españoles de 16 a 54 años, ya hay 3,8 millones que han asistido a algún festival, y otros 6,4 millones aún no lo han hecho pero muestran ganas de hacerlo.

España. Enero 2016. Interés en Festivales de Música.

España. Enero 2016. Interés en Festivales de Música.

 

3) Los españoles asistentes a festivales suman una cantidad similar a los aficionados a la Fórmula 1, superando a los aficionados al motociclismo.

España. Enero 2016. Festivales y Deporte (1).

España. Enero 2016. Festivales y Deporte (1).

Sigue leyendo

La danza del Yo y el Nosotros

Somos seres sociales, como muchos bichos. Vivimos en sociedad, como muchos bichos. Y las historias nos dan forma, en esto ya no hay bichos como nosotros.

Como dice y razona Yuval Noah Harari el Homo Sapiens es la especie que ha llegado a gobernar este planeta gracias a que es capaz de construir mecanismos de cooperación masiva entre extraños, tales como naciones, iglesias, empresas, cooperativas, ong’s, clubes de fútbol …

Siguiendo con la tesis que este autor desarrolla en “Sapiens. De animales a dioses”, estos mecanismos de cooperación masiva se hacen posibles cuando se orquestan con historias –él dirá mitos- que los legitiman y orientan su acción. Así, las naciones crean sus mitos que legitiman a gobernantes y ciudadanos; las iglesias crean los de la santidad y los feligreses; las empresas el mito del emprendimiento y el empleado; las cooperativas enfocan los suyos desde el igualitarismo y lo colectivo; las ong’s desde la causa noble y el voluntario; el club de fútbol declina el mito de la rivalidad y la adhesión a los colores, etc…

El mito es lo que aporta familiaridad, lubricando de ese modo la cooperación entre extraños. Por ejemplo el mito del Estado del Bienestar en España me conduce a pagar impuestos a favor de la cooperación entre ciudadanos españoles, de los cuales a lo sumo conozco directamente a 200. O sea, de los 45 millones de españoles hay 44.999.800 que son, en sentido estricto, extraños para mi. Sin embargo son españoles, como yo. Compartimos mito y esto nos permite cooperar con eficacia.

Escribe Harari en un pasaje de su libro que “contar relatos efectivos no es fácil. La dificultad no estriba en contarlos, sino en convencer a todos y cada uno para que se los crean”. Por esta razón todos los mecanismos de cooperación masiva entre extraños necesitan mitos seductores y medios a través de los que circular.

Hoy somos muchos medios de comunicación.

Desde que vivimos en plataformas de conectividad y vamos con ellas a todas partes, hemos añadido el rol de productor de contenido al que ya teníamos tradicionalmente de receptor paciente del que otros producían en nuestro nombre. Ahora se nos ha facilitado ser nodos. Emitimos y recibimos contenido desde y hacia nuestras áreas de influencia. Así vamos constituyendo ese relato que llamamos actualidad. Sigue leyendo

Sobre Ocio, Amigos y San Algoritmo.

Amigos compartiendo Ocio.

Seguramente no nos costaría mucho acordar que el ocio es ese espacio-tiempo que nos invita a hacer lo que queremos, eso sí, como podemos. Y tampoco que los amigos son esos compañeros de viaje que no vienen de serie ni te tocan en una tómbola, sino que forman una sustancia afectiva que vamos labrando y disfrutando a lo largo de la vida. Ambos, ocio y amistad, comparten la naturaleza de ser espacios de elección donde ponemos en juego nuestra soberanía.

Gracias al patrocinio de Coca Cola Iberia y al trabajo conjunto de Best Relations (comunicación), Symbiosi (inteligencia colaborativa) y Two Much (investigación social) hemos podido “meter en el puchero” Amistad y Ocio, y mirar qué vive ahí. Esta investigación forma parte del proyecto bautizado como #UnpluggedMoments por el periodista Jesús Terrés. Aquí tenéis más detalles de la misma.

Quiero compartir en este foro algunas observaciones que hemos registrado en este experimento.

Actividades de ocio favoritas-favoritas.
Esta primera parte del experimento consiste en mostrar una lista variada de 17 actividades de ocio a una muestra aleatoria de 800 personas, representativa de los 12 millones de internautas españoles entre 25 y 45 años (fuente INE, ONTSI, enero 2016). Ante esa lista la pregunta fue ¿Cuáles de estas actividades consideras favoritas-favoritas en tu tiempo de ocio, ya sea solo/a o acompañado/a?

(Nota que no es a pie de página: la pregunta es por lo que consideras favorito, no por lo que haces habitualmente).

22_8_Figura_1

Ahí en el gráfico tenéis los datos. Estas son algunas lecturas que me llaman la atención.

a) Llama la atención la importancia destacada que tienen en nuestra vida las historias en formato audiovisual. El cine/las series lideran este ranking de actividades favoritas en el ocio, mostrándonos a las claras y a las bravas su protagonismo. El 71% de los 12 millones de españoles entre 25 y 45 años así lo identifican.

b) La lectura (44%) está a un nivel de atractivo similar al de hacer deporte (49%). Lidia Mosquera nos habla en un reciente post de Convénzeme, el proyecto de programa literario que Mediaset y Mercedes Milá planean para el otoño de 2016.  Parece que la gente de Mediaset ha orientado su proa hacia un yacimiento de gran calado que vive latente en la sociedad española, especialmente entre las mujeres. Por lo que he leído el programa dará bastante protagonismo a los lectores. Aguardo con interés su llegada.

c) La (gran) presencia en el ocio del comer y el beber. Al mismo nivel que la lectura aparece la gastronomía “de mesa y mantel” (40%), pero siendo importante este formato de ocio queda bastante lejos de la afición por el tapeo, que alcanza al 58% del público investigado. Se entiende que el ir de tapas, con su posibilidad de itinerar de bar en bar, sea un rito que podemos apreciar a diario en cada pueblo y en cada barrio del país.

d) También llama la atención la formación/el aprendizaje como actividad favorita del tiempo de ocio para el 26% de los 12 millones de españoles entre 25 y 45 años. El ocio, entendido como ese espacio-tiempo que nos invita a poner en juego nuestra soberanía, se extiende también hacia aquello que queremos aprender por deseo, no por necesidad. No me extraña que Beyonce esté creando su entrada en el mundo educativo como advierte nuestra compañera Lidia Mosquera en el mismo post que citaba antes.

e) Ver deporte en TV se queda en el 21% como actividad favorita-favorita en el tiempo de ocio. Compárese con cualquiera de las cifras anteriores.

Actividades de ocio con amigos.
La segunda parte del experimento consiste en preguntar qué actividades favoritas para ti son las que compartes habitualmente con tus amigos. Para facilitar la comprensión ubicamos los datos en dos ejes, el grado de atractivo (vertical) y el compartir habitualmente (horizontal). Este es el resultado:

 

22_8_Figura_2b

Los resultados nos indican que las actividades favoritas de ocio que más comparten con sus amigos los españoles de 25 a 45 años son netamente orgánicas, muy poco digitales: tapear, fiestas en casa, restaurantes y salir de copas. El ocio con los amigos se ubica claramente extramuros de la aldea digital.

¿Por qué es tan importante el ocio con amigos?

Observa el gráfico siguiente, donde se aprecia que el 54% de los españoles de 25 a 45 años considera que tener buenos amigos es imprescindible para una vida feliz  Sólo el 15% piensa lo mismo de vivir una relación de pareja y el 13% de tener hijos.

22_8_Figura_3

 

Los amigos son la comunidad elegida. El caldo de cultivo, el verdadero capital social. Si eres una marca no intentes ir de amigo/a. No puedes. Los AMIGOS son palabras mayores para la gente. Tener buenos amigos se considera más importante para vivir una vida feliz que tener pareja o tener hijos.

Estamos viviendo en tiempos complejos, de una cotidianidad dura y áspera. Los momentos de ocio con amigos son un bálsamo que aplicar sobre esos tejidos irritados por el día a día. Son de gran relevancia para la gente. Son momentos empapados de lo auténtico, portadores de sensaciones muy nutrientes, como estas:

Donde/Cuando puedo ser yo mismo/a

Donde/Cuando no cabe el postureo.

Donde/Cuando se entiende que no se necesitan grandes cosas para disfrutar de la vida.

Donde/Cuando importa más con quién estás y no tanto qué estás haciendo (ojo, la compañía como contenido).

Donde/Cuando no te cansas nunca de vivir en esos momentos.

Donde/Cuando se produce una desconexión compartida.

22_8_Figura_4

 

Estos datos nos indican que la vida orgánica con amigos es la leche. Que hay vida -¡y qué vida!- más allá de los cerosyunos.

Cuando reces a San Algoritmo, recuerda esto que habita below the radar. Tendrás que buscarte otro santo si quieres entender y conectar con esa otra forma de vida.

@luismi_barral

Foto: Vincent, Sergio y Luis Miguel celebrando su amistad a orillas de un viñedo, en Cenicientos (Madrid).

#WHYDEMOCRACY

Eratostenes_CarlSagan

Eratóstenes dedujo la longitud del perímetro de la Tierra hace 2.200 años sin tener la posibilidad de circundarlo. Lo hizo gracias a un espíritu libre de prejuicios que le permitió interrogarse sobre lo que observaba con la suficiente limpieza en la mirada, como para no dejarla empañar por las ideas establecidas en su época.

Y lo hizo empleando unas sencillas herramientas llamadas rayos de sol, varas, cuerdas, sombras, ángulos y pasos. Herramientas puestas al servicio de ese espíritu libre que busca la verdad en lo que observa, y no sólo constatar lo que le cuentan.

El proyecto #WHYDEMOCRACY es el resultado de una indagación similar a la de Eratóstenes. Brota del genio creativo convergente en Sergio de Pazos (@sdepazos) y Bruno Teixidor (@bruteix). El objeto de la pregunta es ¿Qué es -realmente- la democracia?.

Usando herramientas elementales (papel, rotuladores, mapas, libros, textos, música, un narrador …) penetran en esa ficción cómoda que llamamos democracia. El relato se infiltra dulcemente por nuestras ideas ya asentadas, empapa con respeto toda nuestra zona de confort y finaliza con … (bueno, eso mejor te lo dejo a ti).

A mi me corresponde decirte con franqueza que #WHYDEMOCRACY me resulta brillante. Un modo seductor de desnudar con “cuatro trapos” una historia compleja, de un modo elegante e incisivo. Y funciona. Ya se cuentan por cientos de miles las veces que esta historia ha sido compartida. En su anterior proyecto #WHYSYRIA fueron varios millones en todo el mundo. Sin hormonas.

Sergio y Bruno nos regalarán en los próximos días una nueva historia: #WHYELECTIONS.

El hallazgo de Eratóstenes animó a muchos navegantes a aventurarse en la exploración del planeta pues, a partir de ese momento, su dimensión ya era conocida y, por tanto, manejable. Su cálculo redujo considerablemente la incertidumbre facilitando el tránsito desde el conocimiento a la acción. #WHYDEMOCRACY también, porque te ayuda a comprender cómo te relacionas con las ideas intocables. Te ayuda a aprender de ti, y esta es una gran noticia para el mejor navegante de tu propia vida. Que lo disfrutes.

@luismi_barral

Millennials, ¿algo más que una etiqueta? (1)

Millennials_1

Cuando alguien nos dice que el público objetivo de su producto son los “millennials” automáticamente brota en nuestra mente una imagen, cuyo contenido es una suerte de collage formado con fragmentos procedentes de la pléyade de estadísticas, informes, infografías, videos y noticias que se han publicado en los últimos cinco años.

Este tipo de publicaciones suelen ocupar bastante atención a describir cómo consumen los jóvenes llamados millennials, tratando de escudriñar qué criterios son los relevantes cuando toman decisiones de compra. Es lógico, los clientes de estos documentos son casi siempre marcas o empresas que prestan servicios a otras empresas, cuyo interés en los millennials es comprender sus patrones como consumidores.

Vistos desde esa mirada los millennials quedan reducidos a un “target”, otro más. Eso sí, de los más preciados. Sigue leyendo

Un brindis de navidad

Siendo niño visitaba en vacaciones el pueblo de mi madre, Siruela, en Extremadura. Guardo vivos esos recuerdos de pantalón corto y juegos en las calles empedradas, donde el eco de las pisadas de las caballerías creaba un ambiente de cuento en el acontecer cotidiano. Las escenas de jinetes vividas desde mi mirada de niño resultaban un elixir excitante de la imaginación.

Pueblo1

Foto del autor. Linares de la Sierra, Huelva, España. Agosto 2015.

Las vacaciones en Siruela también regalaban mis oídos con palabras extrañas, nuevas en su vejez, de esas que no se oían en el patio del colegio o en las calles de mi ciudad, Madrid. Mis amigos extremeños decían “viajera” al autobús, “pellica” al abrigo, “albañal” al desagüe, “borras” a las ovejas … Había una palabra especial, “alberca”, para denominar la pileta que embalsaba las aguas de riego en las huertas, donde siempre había un abuelo comprensivo que nos dejaba aliviarnos de los calores del estío.

Hace unos días, cuarenta años después de esos chapuzones, he tenido ocasión de descubrir el parentesco etimológico entre “alberca” y “baraka”, un término de la cultura árabe que encontraremos traducido como bendición y también como suerte.

La sabiduría árabe denominó “alberca” a ese lugar donde el agua reposa y es bendecida antes de fluir y regar con su suerte el vientre de los campos. Una auténtica pila de agua bendita. Hoy, cuando brindamos, hacemos justamente eso, invocamos nuestra suerte en el líquido –no se brinda con carne o pescado o con arroz- y ponemos en juego esa bendición, confiando que surta efecto o celebrando su logro.

Por eso, en esta alberca llamada Innovación Audiovisual, quiero hoy invocar mi deseo con todos vosotros: brindo porque contemos historias a los niños, pues al hacerlo estamos regando con imaginación la vida que nos nutre.

Baraka!

La familiaridad con lo extraño

Fortaleza_Gormaz

Millones de personas en todo el mundo hacen grande el crowdfunding, cada día.

Todos los meses miles de proyectos consiguen atraer los recursos que necesitan para poner en juego sus ideas. La gran mayoría (el 75%) logran su objetivo con el apoyo de menos de 200 personas, es decir, grupos de escala muy manejable con quienes los creadores pueden establecer una relación directa, transparente y cercana.

Películas, conciertos, productos, eventos, empresas, inventos, cursos, escuelas, granjas, alimentos, cómics, proyectos solidarios, restaurantes, videojuegos, movimientos sociales, periódicos, viajes, libros, discos, proyectos cívicos …

Desde proyectos que necesitan unos cientos de euros a varios millones; desde aportaciones de 1 euro a varios miles … Sigue leyendo

Pagar (Y) no pagar por la música: el cómic

Pagar_por_Musica

¿Por qué el público ya no compra música grabada como antes?

¿Pasa lo mismo con la música en vivo? ¿Los fans van a dejar de sostener económicamente a sus artistas favoritos?

Este post es un experimento. Consiste en contar en cómic los resultados de una investigación sociológica elaborada con la opinión de una muestra de 3.800 internautas españoles de 16 a 54 años.

Hace unos meses publiqué aquí un artículo. Ahora mi intención es llevar esta historia más lejos, más tiempo. ¡Me encantará tener vuestro feedback!

El valor de patrocinar música

Tomorrowland_The_Key Cada vez más marcas invierten en la música buscando construir ese puente por donde hacer circular historias relevantes para su público. Historias con capacidad de generar huella en las personas.

Historias que ayudan a las marcas a gestionar el olvido, no sólo la notoriedad.

Así, los dineros de las marcas van llegando a la música y a otras formas de crear vida cultural y social, pero es cierto que con bastantes cautelas aún porque se ha extendido la creencia de que “es muy difícil medir el retorno del patrocinio en música”.

Pero no siempre es cierto. Hoy te mostramos un modo simple y eficaz de medir el retorno de la presencia en la música de una marca. Sigue leyendo

Pagar y no pagar. No hay ningún dilema.

Monedas

Una simple letra lo cambia todo. El público no vive su relación con la música desde una disyuntiva “pagar o no pagar”, sino desde una integración: “pagar Y no pagar”. En este artículo te invito a “hackear lo aparente” dando un paseo por los motivos de fondo que dan forma a esa integración.

Es muy posible que lo que leas te incomode o moleste. Lo siento y también lo celebro. Creo que lo más honesto que podemos hacer es compartir abiertamente lo que en Two Much research studio hemos descubierto en esta investigación para BIME. Si te incomoda probablemente habrás descubierto alguna idea nueva que inquieta la zona de confort que a todos nos mantiene (¿o nos contiene?) en la ilusión de lo seguro.

Si logro que algo se mueva en ti, la investigación social estará cumpliendo su misión más elevada: inspirar posibilidades.

El estudio realizado nos ha desvelado que en cada aficionado existen cuatro estados de relación con la música, que hemos definido como:

  • El modo Oyente.
  • El modo Explorar.
  • El Modo Saborear.
  • El Modo Fan.

Sigue leyendo