A vueltas con la comunicación

32178679936_3815dfec7a_b

El actual panorama de la comunicación es sumamente complejo en el que se produce una situación de mezcla de contradicciones y paradojas, donde se relaciona la innovación y las rutinas más viejas y conocidas. En el mercado se producen nuevas relaciones entre cuatro ámbitos importantes (anunciantes y marcas, consumidores, agencias y medios), siendo éstos en la actualidad los principales referentes de la comunicación. Sigue leyendo

Marcas y culturas colectivas

28097622225_74fbe78714_b

Cada vez más se observan a las marcas como agentes culturales, que se convierten en un sistema vivo, no sólo como un elemento estético o algo que se agrega al producto, sino como una realidad más compleja.

Y el papel de la publicidad en esta perspectiva no se basa únicamente en la solicitud a consumir, aunque su función explícita sea promover las mercancías, sino que al amparo de la publicidad se ha forjado una compleja industria que constituye un discurso hegemónico y de gran influencia ideológica y cultural. Sigue leyendo

Marcas y neomanía: la pasión por lo nuevo

4667723310_f5035f6692_b

Una tendencia es una palabra frecuentemente confundida con la moda, pero abarca mucho más que eso; la moda es un uso, modo o cualquier costumbre que esté en auge durante un tiempo y un determinado lugar, en cambio las tendencias organizan el comportamiento de la moda y el consumo. En este sentido, una tendencia que cada vez está más presente en nuestras sociedades de consumo y que me ha llevado a considerarla desde el punto de vista de las marcas es la neomanía, es decir, la pasión por lo nuevo.

Sigue leyendo

Marcas de moda e influencers: ¿qué me pongo? espera, se lo pregunto a mi blogger

3933196899_5c41aa065b_b

Tradicionalmente en las marcas de moda, los propios diseñadores han influido ampliamente a la hora de trazar la dirección que tomarán las tendencias en cada temporada. Con cinco o seis meses de antelación, la prensa y los distintos medios acuden a pases en los que los diseñadores muestran sus comienzos y adelantos de las colecciones. Posteriormente, la prensa se encarga de dar cobertura a aquellas tendencias que ellos consideran interesantes para sus lectores. Los encargados de las tiendas trabajan meses antes de la temporada para llevar a cabo los pedidos que harán a las marcas que ellos consideran que sus clientes quieren comprar. Las celebrities y otros líderes de opinión son normalmente los primeros en fijarse o llevar esos nuevos looks, estimulando a un público potencialmente comprador para que acepten y adopten esas nuevas tendencias.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte, son los propios consumidores quienes deciden lo que se lleva cada vez que tienen que elegir si comprar o no determinadas prendas o colecciones. Estamos ante el fenómeno por todos conocidos como influencers que en el caso de la industria de la moda tiene más relevancia para las marcas, al encontrarnos con un sector muy competitivo y con un producto con un ciclo de vida muy efímero.

Sigue leyendo

¿Las marcas generan felicidad?

7365845542_b5eed4122d

Las comunicaciones de marketing constituyen el núcleo central de las organizaciones para la búsqueda de la conexión de las marcas con los mercados y los consumidores. Así, las estrategias de comunicación trabajan en la construcción de percepciones de marca de sus productos y servicios entre los ciudadanos y los stakeholders. Sin embargo, la creciente variedad de herramientas de comunicación y promoción, así como la saturación de los mercados y el cambio mediático de los consumidores a raíz de la digitalización han provocado que la gestión comunicativa de una marca se vuelva extraordinariamente compleja y gire en torno a la perspectiva centrada en el consumidor.

Los mensajes de marca aparecen diseminados entre los medios onlineoffline, abovebelow the line, propios-pagados-ganados porque la línea que los separaba se ha desdibujado; las marcas trabajan en la integración de mensajes, canales, símbolos, procesos y comportamientos. Las marcas luchan por conseguir la máxima conexión emocional con sus públicos consumidores. De ahí, que de en un tiempo a esta parte, se observa como las marcas están desarrollando estrategias publicitarias y de marketing positivas, es decir, en los que la marca se sitúa en el plano de la cercanía del consumidor y en función de sus intereses. Sigue leyendo

Mejor estar enamorado…y enamorar

8466622329_7e8dd1470e_b

De los productos a las marcas. Así fue al principio. En realidad no ha transcurrido mucho tiempo desde que las marcas tomaron conciencia de que tenían la imperiosa necesidad de dar ese salto. Desde lo tangible a lo intangible, desde las fórmulas y los productos concretos y obvios, al mundo simbólico e icónico de las marcas. Desde el marcaje como medio para distinguir a los productos al marquismo como sistema de narración que incorpora los valores de la marca y pretende vincularse con las audiencias. De la economía de la atención a la economía de la atracción. De marcas que dicen a marcas que hacen. De marcas que comunican beneficios de forma convencional a marcas que crean espacios con vida propia y contenidos útiles y relevantes para la audiencia.

Las marcas proporcionan seguridad y garantía. Y todavía hoy día sigue siendo así. Y no puede ser de otra manera, del mismo modo que no puede ser que un producto no cumpla con los estándares básicos de calidad que nuestras sociedades desarrolladas le piden a cualquiera de los miles de productos con los que convivimos a diario.

Sigue leyendo