Bye lovebrand, hola forma de vida.

captura-de-pantalla-2016-12-27-a-las-0-09-09

Hace unos años en todo briefing de cliente siempre aparecía en el apartado de requisitos: ser una lovebrand. ¿Es ahora necesario? ¿Es el objetivo a llegar o en cambio estamos mirando a otro objetivo?

En plena debacle de: queremos resultados, tenemos un objetivo de ventas y las redes sociales para qué narices sirven, etc, el mundo de los contenidos a destajo como se ha ido llevando desde hace un tiempo no cuenta con tanta salud mental como antes. Ahora estamos en fase de influencers, que trabajan para marcas y que iconizan y representan los usos o beneficios. Los haters dirán que no, que esto ha acabado pero sin embargo en mi Youtube aparecen cada vez más marcas y en Instagram vivo bombardea de esto. ¿Es efectivo? Que eso lo mire cada marca, hay casos y casos.

Sigue leyendo

Los millennials y las marcas, esa gran relación

A los que andamos en el mundo publicitario y a las marcas ya no les preocupa la crisis, bueno, sí, pero en menor medida. Ya no buscan vender y vender, con el paso del tiempo se han dado cuenta de que hay algo que les da mayor dolor de cabeza y que el ibuprofeno no ayuda a lidiar, y es la generación de moda: los millennials.

181H

Sigue leyendo

Querida marca publicitaria

photo-1429095687696-3227bb0aa9a8

Eres alguien más de la familia. Nos ves nacer, nos ves escoger cierto tipo de pañales de X marca y en un futuro nos harás recordar el coche de papá. Hablas a mis padres, les convences de cosas sobre mi crecimiento, de complementos vitales, casi indispensables en la vida de bebé tragón, cuando en realidad en muchas (por no decir en todas) ocasiones hay un negocio detrás. Lo más duro llega cuando invades mi espacio, me tachas y haces que en el colegio se burlen por no llevar las mismas zapatillas blancas cuando a mi lo que me gusta es el rojo. Luego dices que no es culpa tuya, achacas esto a la sociedad y me lo creo, pero un poco.

Sigue leyendo

El año de contar historias

Acaba el año, pero de algo estamos seguros, y no es de seguir pobres porque no nos ha tocado el gordo, sino que es el año de contar historias. Tanto la publicidad, como en entretenimiento y ojito, la música, tienen como trasfondo una narración bien estudiada para sus públicos. Muchos miran el futuro, hablan de nuevos formatos, pero también debemos analizar qué es lo que ha funcionado o por lo menos, nos ha gustado.

Con la publicidad nos hemos dado cuenta que el anuncio de esa marca de limpieza donde aparece una mujer tecnológica y que maravillosamente limpia muy bien, es algo que no interiorizamos y eliminamos ante tantos estímulos. No obstante, una historia con un buen comienzo en la que nos cuente algo que capte nuestra atención, ha sido capaz de introducir su mensaje en nuestras dispersas cabezas, y también, que le metamos caña en Twitter.

Sigue leyendo

Si no comparto lo que creo, no existe

8188824613_146180084f_k

¿Cuántas veces hemos oído/pensado “oye, este está triunfando con (poner aquí el título del producto audiovisual) y el mío es mejor y no consigue nada”? Probablemente recurramos a que ha tenido suerte o conoce a alguien, o incluso a otra cosa, no obstante, no nos paramos a pensar en porqué. Seguramente habrá tenido algo que muchos no tienen en cuenta: la distribución y la comunicación.

¿Y por qué sucede esto? Probablemente porque en los pequeños proyectos, pecamos de querer lucirnos de creadores y olvidamos el último eslabón, que no menos importante, del proceso de creación, y que, demostrará definitivamente, si nuestra idea en la cual confiamos tiene un público o no. Esto no solo se centra en el audiovisual, cualquier obra cuyo objetivo sea la repercusión debe de tener que tener en cuenta esta fase. Pensemos, ¿de qué sirve que escriba un relato si luego no se lee? Puede que me ayude a ordenarme la cabeza, pero en caso de que queramos obtener un beneficio, – que ojo, no tiene que ser monetario, simplemente efectivo-, habrá que tener en cuenta como llegar a la gente y quien es nuestro público. Sigue leyendo

El curioso caso de Casey Neistat

Screen-Shot-2013-12-19-at-1.36.54-PM

Imagina que tienes una cámara, y llega, digamos, Nike y te dice: “ey, molas, te voy a dejar un producto para que lo pruebes y hagas un video sobre ello”. Y lo grabas y encima, viajas.

¿Un sueño? No, es posible.

El afortunado de este tipo de experiencias es Casey Neistat, un realizador publicitario de 33 afincado en Nueva York y conocido por sus videos en Youtube entre otras cosas. Anteriormente pasó por la HBO y creó su propio programa, The Neistat Brothers donde trabajó con su hermano.

Sigue leyendo

Valientes de internet

valientesinternet

Como casi-nativa digital (crecí aporreando teclado con mi osito blanco, mi madre guarda documentos fotográficos que lo demuestran), siempre he visto el ordenador como algo más en la vida cotidiana. Internet fue una necesidad a los 15 años, y el Messenger y el chat de Terra molaba mucho, pero era algo normal que incorporaba a mi vida sin problemas y sin complicaciones.

Ahora, con mi osito blanco y unos cuantos años más, me doy cuenta de que hay una serie de locos valientes, o quizás astutos visionarios, da igual la denominación, que hacen cosas curiosas para gente curiosa.

Sigue leyendo